Cambios de moneda afectan a los estudiantes internacionales

Cambios+de+moneda+afectan+a+los+estudiantes+internacionales

Natalie Ruiz | Lindenlink Staff Reporter
For English version go here.

Lindenwood University cuenta con un aproximado 1,150 estudiantes internacionales. De los 102 países que estos estudiantes representan, muy pocos comparten el  dólar americano como su moneda oficial.

Algunos de los países afectados este semestre al momento de pagar su colegiatura fueron: Venezuela, Kenya, y Brasil.

Para finales de mayo el bolívar—moneda de curso legal en Venezuela—aumento en un 7% en contraste al dólar. Lo cual significa que actualmente un dólar equivale a 6.29 bolívares.0

Elisa Mata, de Valencia, Venezuela, es parte del 90% de estudiantes venezolanos que usan CADIVI para pagar sus gastos de educación.

CADIVI o La Comisión de Administración de Divisas, es un órgano regulador de la República Bolivariana de Venezuela que  regula el control cambiario con respecto a la moneda nacional.

Los estudiantes venezolanos pueden convenientemente usar CADIVI una vez por semestre para gastos básicos, tales como: matrícula, manutención, y seguro médico.

Lindenwood acepta el uso de CADIVI y apoya el proceso. Mata dijo, “Estoy satisfecha con la cooperación de la universidad. Sin embargo se ha complicado desde la mitad del semestre pasado.”

Mata explica como la oficina de administración de la universidad ha fallado con dar recibos de pago y ha optado por mostrar el balance por el portal. Este cambio ha complicado un poco el proceso. Ella dijo, “Completo el proceso esperando tener suerte. Lamentablemente pueden negártelo, especialmente sin recibo de pago.”

Jose Jones, representante de la oficina administrativa, aclara que el problema radica en que las cartas que solicita CADIVI necesitan ser personalizadas a cada caso. “Ellos piden una carta específica que incluye mas que un estado de cuenta. Incluye un desglose de la carrera, tiempo de estudio, beca, y matrícula del estudiante.”

Adicionalmente a esto, a Mata le gustaría que el papeleo fuese más eficiente.  A pesar de las múltiples barreras, opina que la cantidad de colegiatura que paga es justa porque es muy similar a la que pagan otros estudiantes.

Mata dijo, “CADIVI no debería complicarlo todo. Es nuestro dinero y estamos pagando por eso. No como muchos piensan que no los regalan.”

Jones explica que la relación que mantiene Lindenwood con CADIVI es estrictamente receptiva.”No existe una relación directa con ellos y viceversa. Los casos se manejan solo por correo electrónico,” dijo Jones.

Añade Jones que la oficina administrativa del plantel hace su mejor esfuerzo por brindar apoyo y simpatizar. “Nosotros podemos acomodarnos y hacer ajustes en las cuentas siempre y cuando los estudiantes nos faciliten una carta gubernamental detallando el problema,” dijo Jones.

No muy lejos de Venezuela, Brasil comparte una situación similar.

Desde mediados de mayo el real brasileño incrementó de tener un valor de 2.00 a 2.10 reales por cada dólar. Los 73 estudiantes brasileños que asisten a Lindenwood han notado un evidente aumento en el cambio de moneda.

Gabriela Santos de Bahía, Brasil explica lo estresante que la situación ha llegado a ser.  Santos dijo, “Mi banco en Brasil solicita una extensa cantidad de documentos que demuestren mis gastos universitarios. Sin ellos, mis padres no pueden transferirme dinero.”

Hasta el momento, Santos mantiene una relación financiera estable con la Universidad pero admite que la diferencia entre monedas tomó a sus padres por sorpresa. Ella dijo, “Cuando recién llegué a LU, el real equivalía a 1.50. El semestre anterior mis padres pagaron 11k reales a diferencia de este semestre que fueron 16k.”

A pesar de que este aumento causó un impacto negativo en la economía familiar, Santos asegura que para sus padres, sus gastos educativos son de alta prioridad. “De mi parte intento ahorrar lo más posible  y ser consiente con mis gastos,” dijo Santos.

Santos no está muy segura del nivel de interés de LU con respecto al cambio de moneda en su país. Ella dice, “Estamos en una universidad en Estados Unidos y debemos pagar en dólares. No creo que a la administración le importe si la moneda aumenta o no. Solo importa que hay cuentas que pagar.”

Las expectativas sobre la moneda para Santos son bajas ya que se predice que el real puede aumentar hasta 3.00 con respecto al dolar. Ella dijo, “El gobierno de E.U. está invirtiendo en otros países Americanos. De momento solo queda mantenernos esperanzados de que el Gobierno Brasileño juegue bien sus cartas.”